miércoles, 24 de septiembre de 2014

POR EL SÍ DE MARÍA, ¡HOY ES TIEMPO DE CANTAR!


Querida Familia de Radio María en Ecuador, un saludo fraterno y cordial.
Estamos por celebrar el cumpleaños 16 de esta obra bendita, el 7 de octubre es una fecha significativa para la Iglesia Católica, celebramos a Nuestra Madre en la advocación de Nuestra Señora del Rosario.
Con este motivo, invitamos a unirse a esta celebración, con su asistencia y participación en el Noveno Festival Mariano.
Salmo 147,1: ¡Aleluya! Porque bueno es cantar alabanzas a nuestro Dios, porque agradable y apropiada es la alabanza”.
En investigaciones recientes, los científicos han descubierto que cantar genera beneficios al organismo humano. Muchos médicos aconsejan a sus pacientes tener tiempos para cantar, porque estimula de manera saludable al sistema circulatorio; favorece el buen funcionamiento de los intestinos; fortalece el sistema inmunológico, eleva sus defensas; genera tranquilidad y calma el sistema nervioso.
Además cuando se canta con sentimientos positivos y profundos, los beneficios se acrecientan; mecanismos del organismo se activan de manera benéfica y saludable; el cuerpo segrega sustancias químicas benéficas; tales como las endorfinas, una especie de morfina natural del organismo, que contienen altos poderes analgésicos y mitigan el dolor.
Basta observar la condición o el estado de ánimo de las personas cuando escuchan algún tipo de canto, o ellas mismas cantan, son embargadas por sentimientos diversos de acuerdo al mensaje y sentimiento de las canciones.
Cantar no es sólo el hecho de entonar una canción con letra y música, va más allá. Se estimula el ánimo, alegría, melancolía, tristeza, motivación y otros tipos de sentimientos de acuerdo al mensaje de la canción escuchada.
Espiritualmente los principios sobre el cantar y sus efectos se elevan, se multiplican, se extienden; se eleva su capacidad benéfica debido a que se fundamenta en Dios o para Dios; se activan elementos y poderes supremos, misteriosos e inexplicables. Son poderosos los cantos en Dios; beneficios insospechados se generan en la vida del creyente que canta, influencias celestiales y eternas afectan la naturaleza del creyente; no sólo beneficia el organismo de la persona, sino su espíritu, alma y cuerpo (1ª Tes 5,23)
Las canciones son alimento para el alma, y los cantos a Dios, alimentan  espíritu, alma y cuerpo. Con cuánta razón la Palabra de Dios aconseja y ordena: “Cantad alegres a Dios, habitantes de toda la tierra” (Sal 100,1)
El principio del efecto bumerang (“Toda Causa tiene su efecto, todo efecto tiene su causa”) se aplica al creyente que ora, alaba y adora. Si meditamos de Dios como Origen, Causa y Creador de todo tipo de vida y como el Sustentador de todo lo existente, eso sería motivo total para cantarle, alabarle y adorarle.

Sustentando la práctica de orar, cantar, alabar y adorar sobre el principio causa y efecto, o el efecto bumerang, Dios manda hacerlo para que el cristiano adquiriera beneficios que sustenten su salud natural y espiritual sobre su ser entero, y obtenga ganancias espirituales específicas y particulares.
Al cantar con respeto, fe y convicción, el corazón de Dios es tocado, se desprende de Sí, y regresa al creyente que ora, canta, alaba y adora; y el Señor lo envuelve con su amor. Por eso qué bueno es cantar a Dios.
Los cantos fundamentados en y para Dios generan seguridad y tranquilidad. Tendremos estos beneficios liberadores al obedecer la Escritura (Sal 100,1)
El canto genera una puerta de escape, de escurrirse del dominio de los adversarios y oponentes que se mueven en las tinieblas y buscan aprisionar, ligar, atar y encarcelar al creyente para limitarlo en su vida espiritual cristiana. Necesitamos ser liberados ¿de qué?, veamos:
Ø  De peligros de muerte: (Prov 24,11) ”Libra a los que son llevados a la muerte; Salva a los que están en peligro de muerte”.
Ø  De bocas de leones y de los cuernos de los búfalos: (Sal 22,21) ”Sálvame de la boca del león, Y líbrame de los cuernos de los búfalos”.
Ø  De hombres sanguinarios, feroces, vengativos e iracundos: (Sal 59,2) ”Líbrame de los que cometen iniquidad, Y sálvame de hombres sanguinarios”.
Ø  De perseguidores: (Sal 7,1) ”Yahvé, Dios mío, en ti he confiado; Sálvame de todos los que me persiguen, y líbrame”.
Ø  De fuegos, pasiones y malos deseos: (Judas 23) ”A otros salvad, arrebatándolos del fuego; y de otros tened misericordia con temor, aborreciendo aun la ropa contaminada por su carne”.
Ø  De las obras de la carne que batallan en el ser interno: (Gál 5,19-21) ”Y las obras de la carne son: adulterio, fornicación, inmundicia, lascivia, idolatría, hechicerías, enemistades, pleitos, celos, iras, contiendas, disensiones, herejías, envidias, homicidios, borracheras, orgías, y cosas semejantes a estas; acerca de las cuales os amonesto, como ya os lo he dicho antes, que los que practican tales cosas no heredarán el reino de Dios”.
Ø  De vientos, tempestades, y aguas que amenazan en hundirnos espiritual, emocional, sentimental y físicamente: (Mt 14,30) ”Pero al ver el fuerte viento, tuvo miedo; y comenzando a hundirse, gritó, diciendo ¡Señor, sálvame!”
Los cantos son por tanto, una respuesta; generan elementos salvadores y libertadores que hacen escapar de estas condiciones opresivas, por medio del cantar con reverencia, fe y convicción plena de que Dios cumplirá Su propósito cada vez que obedezcamos Su Palabra; por eso el Salmista dice: ”Venid, aclamemos alegremente a Yahvé; cantemos con júbilo a la roca de nuestra salvación. Lleguemos ante su presencia con alabanza; Aclamémosle con cánticos. (Sal 5,1-2)
Cuando uno mira alrededor, muchas veces no ve tantos rostros felices. Es común ver a las personas enajenadas (no es una crítica), conectados a sus auriculares, escuchando sus mp3s o navegando a través de sus celulares inteligentes. Otros rendidos, presa del cansancio, se duermen a riesgo de que algún delincuente les arrebate alguna cosa de valor.
Por más que uno busca, no ve júbilo en muchas vidas. No se oye voz de fiesta, ni evidencias de salvación en esas vidas apesadumbradas. ¡Cómo necesitan al Señor esas almas, y la mayoría quizá, ni siquiera lo sabe!
La biblia dice que hay voz de júbilo y salvación en las tiendas de los justos. Esas tiendas, se refieren no sólo a nuestras casas, sino a nuestras vidas. Es dentro de nosotros donde el Señor vive por Su Espíritu.

La razón por la que muchos están desalentados es porque no hay victoria en sus vidas. Nuestro Dios es vencedor. Cada vez que vencemos estamos actuando en la naturaleza de nuestro Dios y en lo que desea para nosotros. Eso explica porqué nos sentimos felices cuando enfrentamos victoriosamente los problemas y desafíos que se nos presentan.
La razón por la que hay voz de júbilo, celebración y salvación en las tiendas de los justos, es porque Dios hace proezas. La presencia de Dios, la intervención                                                                                     Divina, hace toda la diferencia. 

Tenemos un héroe, nuestro Padre Dios y su diestra hace proezas. 
¿Sabes quién está sentado a la diestra del Padre? Su Hijo Jesucristo.
Vamos a recibir todas estas bendiciones, les esperamos.
Mirando atrás y volviendo a pensar en estos 16 años transcurridos, es fácil comprender cuánto la Mano de Dios y la intercesión de la Virgen nos guían en esta misión, protegiendo la Radio en sus comienzos, en su niñez y adolescencia como medio de comunicación, de evangelización y paz para la familia, la comunidad, el país y toda la Iglesia.
Se ha impulsado el voluntariado, fuente principal y milagro de Radio María, comprometida en el camino de los oyentes para convertirse en una Radio cada vez más escuchada.
Con la ayuda de Nuestra Señora, de a poco empezamos a cosechar los frutos: muchos se han convertido en un ejemplo para los demás, prestan su propio servicio y contribución para la gloria de Dios, tienen un corazón generoso; estoy seguro de que pronto muchos voluntarios más llegarán para prestar su apoyo a la misión de Radio María, para que todas las almas sean llamadas a la conversión y todos los pobres, enfermos y necesitados sean alcanzados por la Buena Noticia.
Radio María tiene muchas razones para festejar su décimo sexto aniversario de transmisiones con alegría y entusiasmo: la gracia y las bendiciones que ha recibido de Dios por intercesión de la Virgen María, Reina de la Radio.
Desde el inicio, ¡los pioneros habían sido lanzados al océano de Radio María sin chaleco salvavidas! Sin embargo, la Virgen siempre ha ayudado a salir a flote, a crecer, a madurar; jamás nos ha soltado de su mano.
Por intercesión de la Virgen María, Dios Uno y Trino, siga bendiciendo a Radio María en Ecuador y a toda la World Family of Radio María.
El Festival Mariano es un precioso espacio para hacer vida y praxis el Evangelio del Señor: “Por su entrañable misericordia Dios nos visita cada día y nos va sacando de las tinieblas y llevándonos por el camino de la paz.”

Gracias a todos por su oración y generosa contribución. Gracias por esos testimonios valientes e impactantes que nos alientan e incentivan a continuar y mejorar, así como nos comprometen a hacer lo que está a nuestro alcance para que “El Manto de María cubra a todo el Ecuador”.
Todo esto nos lleva a expresar: La mano de Dios y de la Virgen están aquí”.
Sigan orando por nosotros. Muchas gracias y abundantes bendiciones.
En Cristo y María.

P. Marco Bayas O. C M